Vanguard WirelessHART

Vanguard WirelessHART
Inalámbrico. ¡Ahorra mas!

El detector de gas para combustibles y tóxicos Vanguard WirelessHART nació para ser inalámbrico. Con 1-botón de calibración y 5 años de batería – el Vanguard es un detector de gas construido para el mundo inalámbrico!

Los monitoreos flexibles de tóxicos o combustibles del nuevo detector de gas Vanguard WirelessHART puede salvar vidas. Su ultra-larga duración de la batería ahorra viajes de mantenimiento. Su calibrador de 1-botón; la movilidad de montaje en cualquier lugar y sin problemas, su interoperabilidad enchufa-y-juega ahorra tiempo y problemas. Y por supuesto, la eliminación del cableado ahorra miles de dólares en costos de instalación.

Vanguard: Es la forma que siempre quiso que la inalámbrica trabajara!

Visión general

El detector de gas Vanguard WirelessHART es ideal para el control de los gases tóxicos y combustibles sin la necesidad de cableado costoso y fijo. Con una calibración de 1-botón y cinco años de duración de la batería, el detector Vanguard es fácil de operar y mantener.

Cada detector Vanguard tiene un transceptor WirelessHART, una antena, una pantalla, un módulo de fuente de larga vida, un sensor de gas, y un procesador de señal para el sensor de gas. Vanguard utiliza la arquitectura del sensor de marca registrada “Flexsense”, que permite que el sensor identifique su gas objetivo y auto-configurarse a un transmisor Vanguard tras la conexión.

Actualmente está disponible ya sea con un sensor de infrarrojos no dispersivo (NDIR) de metano (0-100% LEL), un sensor de sulfuro de hidrógeno electroquímico (0-100 ppm), o un sensor de monóxido de carbono electroquímico (0-500 ppm).

Los detectores de gas inalámbricos como el Vanguard pueden aumentar la cobertura de detección de gas existente con un mínimo desembolso económico y laboral. El Vanguard se puede enchufar y utilizar en cualquier lugar con una malla WirelessHART existente y llevar a cabo su papel como primera línea de defensa para la vigilancia de los gases.